Menu
Close
Search
Submit

Entrevista con Rafael Lozano, entrenador de España

(English version)

“Lo más grande que te puede ocurrir en nuestro mundo es representar a tu país en unos Juegos Olímpicos”

Corría el año 2000 y los ojos del mundo estaban fijos en la ciudad de Sídney, sede de la XXVII edición de los Juegos Olímpicos. Mientras un joven Ian Thorpe volaba hacia sus primeras tres medallas de oro olímpicas, Eric Moussambani daba una lección de coraje y superación en la piscina y Félix Savón agrandaba su leyenda, el boxeo español vivía uno de sus momentos más destacado de la mano del gran Rafael Lozano.

Tras derrotar al norcoreano Kim Un-Chol en semifinales, el cordobés subía por segunda vez al boxeo español al ring de una final Olímpica. Allí le esperaba la sensación francesa Brahim Asloum, al que Lozano había derrotado a los puntos en el evento clasificatorio previo en Bucarest.

Sin embargo, tras tres durísimos asaltos, el brazo que se elevó al techo del gimnasio Darling Harbour fue el de Asloum. “Fue un combate donde yo sentía que pasaban los asaltos y se me escapaba la pelea. Yo le golpeaba con todas mis fuerzas y los puntos no subían. Pero nunca perdí la esperanza de alcanzarle con un golpe y ponerlo en el suelo. Asloum hizo unos Juegos Olímpicos envidiables, gran competidor.”

16 años han pasado desde que Rafael Lozano se colgó al cuello su segunda medalla olímpica, y es ahora cuando el deporte le ha devuelto la oportunidad de conseguir el único metal olímpico que todavía se le resiste, el oro. Esta vez desde la esquina.

websitelozano 1 (10)

Dos veces medallista Olímpico como boxeador, ¿cómo se siente volviendo a los Juegos Olímpicos ahora como entrenador?

Aunque desde una perspectiva diferente, el sentimiento es el mismo. Es lo más grande que te puede ocurrir en nuestro mundo, representar a tu país en unos Juegos Olímpicos.

He de reconocer que conseguir la clasificación de dos de nuestros púgiles ha sido doblemente gratificante pues tanto mi equipo técnico, como el presidente y yo mismo somos noveles en los puestos que actualmente ostentamos en la Federación Española de Boxeo.

Pero gracias a nuestra experiencia, dedicación, entrega y continuo sacrificio hemos sido capaces de sacar el  máximo rendimiento de nuestros grandes boxeadores. Estamos seguros que continuando así seguirán creciendo exponencialmente en los próximos años.

¿Cuándo decidió que su futuro pasaría por entrenar boxeadores?

Sinceramente no concebía la idea de una vida sin estar dedicado al deporte que tanto me ha dado. Y, tras mí retirada del ring, que mejor forma de continuar transmitiendo mis conocimientos y experiencias a las generaciones venideras.

¿Cómo ha sido la transición desde el ring hacia la esquina?

Aunque de manera natural, ha sido y seguirá siendo un aprendizaje continuo que estoy seguro que seguirá enriqueciéndome diariamente no solo como entrenador y seleccionador sino que, gracias a nuestros púgiles y compañeros, como persona.

Estos últimos años España ha vuelto al candelero mundial con púgiles de la talla de Kelvin de la Nieve, Samuel Carmona o Youba Sissokho. ¿Qué ha cambiado en el equipo nacional? ¿Cómo se está trabajando con los boxeadores desde su llegada al equipo?

El cambio ha erradicado en buscarles combates. A mi llegada al equipo, el principal problema que detecté fue la falta de continuidad en realizar combates no solo a nivel internacional sino a nivel nacional.

Así que el primer año nuestro objetivo fue que los púgiles boxearan con muchísima más continuidad a nivel nacional. El segundo año alcanzamos el siguiente objetivo, que el 80% de los combates fueran a nivel internacional.

Esa es la clave. Se está trabajando y se está haciendo de forma continuada alcanzando los 25 o 30 combates anuales.

27158900353_79770bed9b_o

Cuéntenos cómo de diferente se vive un combate en la esquina y en el ring.

Sólo siento una diferencia, que el combate no depende mí. Me explico, desde la esquina vivo los combates con los mismos nervios e incertidumbre que cuando subía a competir. Pero ahora, a pesar de estar seguro de la preparación física, técnico-táctica y psicológica que les hemos dado a nuestros boxeadores, está en sus manos sacar el combate adelante con su actitud en el ring.

¿Quiénes son sus referentes en el mundo del boxeo?

Boxísticamente hablando Marvin Hagler “Marvelous” por su seriedad y contundencia sobre el ring.  Y como entrenador Manuel Pombo del Amo. Él me acompañó en mi trayectoria olímpica y con su confianza, entrega y sacrificio consiguió sacar el 200% de mí mismo como competidor y como persona.

AIBA está revolucionando el mundo del boxeo con eventos como la Serie Mundial, la APB o la inclusión de los profesionales en Rio 2016. ¿Cómo ve todos esos cambios? ¿Cree que favorecen el desarrollo de los púgiles y del boxeo?

Veo que son favorables para el boxeo y el espectáculo, ya que encontrar la fórmula de compatibilizar estos formatos (AOB, WSB, APB, PROFESIONAL) hace que el boxeador se mimetice en el que mejor se sienta. Estoy convencido de que es un gran avance que enriquece a nuestro deporte y a nuestros deportistas.

¿Qué puede esperarse del equipo nacional de España en Rio 2016?

La mejor actuación y participación nunca vista en los últimos ciclos olímpicos. Ya que tanto Samuel  como Youba se han enfrentado a los mejores boxeadores a nivel mundial y han adquirido la experiencia necesaria para estar entre los mejores.

websitelozano 1 (3)

Mucho tiempo ha pasado desde que Rafael Lozano se subiese por primera vez a un ring en Puente Genil (Córdoba) ganando a los puntos a Pedro Velázquez, pero su ilusión y su amor por el noble arte se mantienen intactos.

“La ilusión, la tensión, el oponente frente a mí, el público gritando, los primeros cruces de golpes, son recuerdos que nunca puedes olvidar. El boxeo ha sido lo más bonito que me ha pasado en la vida”